Tóxicos / Contaminantes | muwellness.com

Tóxicos / Contaminantes

Benceno 
La contaminación por benceno es enorme comparada con la de otras sustancias. Las fuentes más habituales de ingesta son: café, pan comercial, agua potable, agua envasada, frutas, verduras, refrescos, bebidas isotónicas, cereales (incluyendo marcas naturistas), lubricantes, derivados de la vaselina (vicks, labiales), preservativos lubricados, cosméticos, pasta dental, gelatina, alimentos a la parrilla, hot dogs, ahumados, panes de arroz, pasteles de arroz, zumos de frutas, helados comerciales, yogures, polvos para hornear, harina de maíz, cerveza, suplementos alimenticios, galletas, productos de higiene personal, aceites, chicles, caucho, caramelos, todos los alimentos con saborizantes (productos en cuya lista de ingredientes figuren del E-600 al E-699), colorantes, humo del tabaco, tinturas, detergentes, medicamentos, drogas y plaguicidas. Se detecta en la mitad de verduras verdes; los productos ecológicos son ligeramente mejores. Esto es bastante triste para los vegetarianos y los que promueven hacer dieta sana. El benceno es el disolvente específico en el SIDA. Si tiene SIDA su comida tiene que ser testada para ser segura.
 
El benceno fue descubierto y producido a partir de alquitrán en el siglo IXX. Hoy en día la mayoría del benceno se produce a partir del petróleo. Debido a su extenso uso, el benceno es una de las 20 sustancias químicas más producidas en los Estados Unidos en términos de volumen. Varias industrias usan benceno para fabricar otros productos químicos.
 
¿Qué ocurre con el benceno?
Las agencias norteamericanas FDA y EPA han estado vigilando el benceno en el aire, productos químicos del hogar e incluso en la gasolina. Sin embargo, utilizando tests de ppb (partes por billón) nunca estarán capacitados para testar el benceno correctamente en nuestra agua y comida. Aunque el límite legal establecido es de 5 ppb, la Dra. Clark nunca ha encontrado dosis tan altas. Nuestra inmunodepresión viene de cantidades mucho más pequeñas, de ppt (partes por trillón), es decir, una milésima parte más pequeñas. Esto es lo que rutinariamente se encuentra en alimentos procesados. Pero, si bien la entrada del benceno en la cadena alimentaria no había sido detectado por un problema técnico, actualmente está en y sobre nuestros alimentos en cantidades tan altas que muchos laboratorios de testaje privados podrían detectarlo.
 
No existe cantidad segura de benceno para el cuerpo. En los pacientes con cáncer y SIDA/VIH puede causar hemorragias y producir dolor coincidiendo con su etapa de oxidación en ácido fórmico. Tanto la Zearalenona como el benceno tienen preferencia por los tejidos grasos, especialmente el tejido adiposo de la piel. Recordar que el benceno se convierte en fenol, el cual oxida la vitamina C a 'productos de oxidación' (D-xilosa, L-xilosa, L-treosa, D-lixosa) y puede provocar envejecimiento, cataratas y afecciones óseas y de la dentadura. Pero, antes de destoxificarse en fenol, habrá bloqueado 2 inhibidores víricos, permitiendo al VIH (si estuviera presente) así como a otros virus, integrarse al genoma. Aunque no existe antídoto directo para el benceno, la vitamina B2 es particularmente eficaz en su oxidación (lo convierte en fenol). No ir a cabinas de bronceado ya que los rayos UVA destruyen la vitamina B2 aunque esté dentro del cuerpo.
 
Fig. 1 – A la izquierda, molécula de benceno. H es hidrógeno, C es carbono.
A la derecha, molécula de benceno empezando a oxidarse. O es oxígeno.