Pruebas de Detección de la Medicina Convencional | muwellness.com

Pruebas de Detección de la Medicina Convencional

 Cáncer 

1/ Biopsias. Las biopsias son un procedimiento invasivo que incrementan el crecimiento del tumor, aún si ha sido hábilmente realizada por un profesional competente (algo que no siempre ocurre). La razón es que cualquier trauma en el cuerpo desencadena el crecimiento de tejido extra para reemplazar el dañado. Y la biopsia se realiza justo en un tumor, donde no hay control sobre el crecimiento celular...
 
2/ Escáneres. La Dra. Clark recomienda siempre que sea posible evitar los escáneres en los que se inyecta al paciente colorantes, lantánidos (como el gadolinio) o sustancias radioactivas como el tecnetium para hacer resplandecer los órganos y que sean más visibles en el negativo. No tiene sentido aplicar más radioactividad al cuerpo cuando justamente es la radiación uno de los factores desencadenantes del cáncer. Siempre que sea posible, sustituir los rayos X por exploraciones menos agresivas como los ultrasonidos. ¿Conoces los efectos negativos de las radiaciones? 
 
Lantánidos
Los lantánidos son un grupo de 15 elementos de la tabla periódica que comienza con el lantano: lantano, neodimio, praseodimio, samario, gadolinio, cerio, terbio, europio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio, lutecio y prometio. Tienen propiedades especiales: naturaleza magnética, alto peso molecular, química similar (tan similar que apenas pueden ser separados unos de otros) y afinidad por los tumores. Sus propiedades magnéticas les permiten ser empelados en la fabricación de imanes de cerámica (mucho más potentes que los de hierro o de acero). Por este motivo se emplean como material de contraste en las exploraciones tipo RM y TAC, especialmente el gadolinio. Pero el Syncrómetro no sólo detecta gadolinio, sino todos los lantánidos juntos en los materiales de contraste. Más información sobre el Syncrómetro de la Dra. Hulda Clark 
 

¡A todos los pacientes con cáncer se les suministra una dosis extra de todos los lantánidos existentes a través de la inyección de contraste en pruebas de detección tipo TAC o Resonancia Magnética!

 
Es absurdo optar por los procedimientos invasivos de la medicina convencional cuando simplemente con una muestra de saliva y un Syncrómetro se puede testar el OPT (marcador tumoral para todos los cánceres). El paciente ni siquiera tiene que moverse de casa. Incluso es posible encontrar el órgano cancerígeno, la localización de las metástasis en caso que las hubiese y los tipos de células tumorales. Nunca se tiene un único tipo de células cancerosas. En realidad se tiene una mezcla de un muy elevado número de tipos con uno o dos predominantes. Por ejemplo, el mesotelioma (que implica al amianto) está presente en casi todos los tumores, al margen del diagnóstico.
 

La mayoría de pruebas médicas son rudimentarias, dolorosas y perjudiciales para la salud en muchos casos. A los pacientes se les somete con frecuencia a pruebas inútiles e innecesarias. Por otra parte, muchas enfermedades no pueden detectarse por los métodos clásicos hasta que no es demasiado tarde o están ya muy avanzadas, lo cual impide hacer prevención real. En el caso del cáncer hoy se lleva el diagnóstico precoz. Se diagnostica antes y más, pero la mortalidad es la misma. Es decir, el diagnóstico precoz no mejora el diagnóstico de muerte.
 
 
Artículos publicados en la revista médica Discovery DSalud:
 Artículo publicado en el nº 137 de la revista médica Discovery DSalud (abril 2011).
 Dos ácidos grasos Omega 3 eficaces en el tratamiento del cáncer.
 Artículo publicado en el nº 86 de la revista médica Discovery DSalud (año 2006).
 Artículo publicado en el nº 86 de la revista médica Discovery DSalud (año 2006).
 Artículo publicado en el nº 97 de la revista médica Discovery DSalud (año 2007).
 
 SIDA/VIH 
 
Las comúnmente conocidas como pruebas de detección del SIDA no sirven para identificar o diagnosticar el SIDA ni tampoco detectan el VIH (virus que según dicen causa el SIDA). Los exámenes ELISA y Western Blot jamás detectan el propio virus sino los anticuerpos que han reaccionado a la presencia del virus en el organismo. Por otro lado los criterios valorativos cambian de un país a otro (incluso en las distintas instituciones de un mismo país). Francia no tiene los mismos criterios que los EEUU para aceptar una prueba positiva. Dichos baremos varían también en Australia o en África. Por ejemplo, si aparecen 2 bandas negras en su suero Western Blot sería considerado seropositivo en África y en algunos estados de norteamerica pero no en Australia, ni en otros estados americanos ni en Francia. Si apareciera una tercera banda (una p24) no sería considerado seropositivo en Australia ni en muchas partes de América ni en Francia. Si aparecieran 4 tampoco se le consideraría infectado en Australia ni en Francia. No es fácil encontrar una explicación lógica a la arbitrariedad de estos baremos (deberían aplicarse los mismos en todas partes). Pero es que, aunque se unificaran criterios, seguiríamos teniendo el problema de la imposibilidad de repetir un mismo test. Es muy difícil hacer 2 test idénticos de una misma muestra del misma sangre. El análisis de un suero puede resultar positivo en un laboratorio y negativo en otro.
 
Por otro lado, en contra de la creencia popular, las pruebas más recientes de carga viral (PCR) NO calculan los niveles del virus en la sangre.
Todas las pruebas de anticuerpos de VIH son extremadamente inexactas. Una de las razones de la enorme inexactitud de estas pruebas es que una gran variedad de virus, bacterias y otros antígenos pueden lograr que el sistema inmunitario fabrique anticuerpos que también reaccionan con el VIH. Cuando los antígenos y anticuerpos producidos como respuesta a estas otras infecciones reaccionan con las proteínas del VIH se registra un resultado Positivo. Muchos anticuerpos pueden originar una lectura positiva ya que su producción puede ser generada por varias infecciones virales comunes que pueden continuar activas durante años después de que el sistema inmunitario haya vencido al virus, o incluso de por vida.
 
 
El propio Nobel Dr. Kary Mullis, inventor de la prueba PCR, denuncia abiertamente que ni su PCR ni los modelos derivados del mismo sirven para medir carga viral alguna y añade: "Ni Duesberg ni yo podemos entender cómo ha surgido esta locura, y habiendo vivido ambos en Berkeley hemos visto algunas cosas muy extrañas. Sabemos que errar es humano, pero la hipótesis VIH/SIDA es un error diabólico”.
 
 
Con el Syncrómetro es muy fácil testar el VIH. Sólo se necesita el virus VIH completo en un portaobjetos o, en su ausencia, unos pocos miligramos de antígeno de la proteína 24, enzima transcriptasa inversa y proteína REV. La Dra. Clark recomienda a los pacientes con SIDA testarse cada 2-3 días (no del VIH, que desaparece en 2 horas, sino del benceno) para hacer un seguimiento estricto de la dieta. Enviar muestras de saliva y/u orina a un testador. El Syncrómetro es de 10 a 10.000.000.000 de veces más preciso que el ensayo ELISA (prueba capaz de detectar cantidades tan pequeñas como de 1 femtogramo por mililitro). La sensibilidad de medición del Syncrómetro se establece en cada caso mediante el experimento 18 descrito en el Manual de Laboratorio (2005).
 
Es importante señalar que en las casi tres décadas transcurridas desde el descubrimiento del presunto "virus del SIDA", nadie ha aislado jamás ni fotografiado el virus. Actualmente muchos "seropositivos" en tratamiento alópata mueren por fallo renal o hepático que no son enfermedades del VIH sino intoxicación aguda causada por fármacos.