Permeabilidad Intestinal Alterada | muwellness.com

Permeabilidad Intestinal Alterada

Con un intestino demasiado permeable estamos expuestos a cualquier tipo invasión. Por ejemplo, cuando ingerimos alimentos no ecológicos estamos ingiriendo al mismo tiempo cientos de diferentes tipos de pesticidas, insecticidas, metales pesados y otros tipos de químicos. A través de un intestino inflamado y demasiado permeable, estos productos pasan al torrente sanguíneo afectando a los diferentes sistemas del cuerpo (inmunitario, hormonal, nervioso, respiratorio, reproductivo) y causando síntomas tan variados como migrañas, artritis, alergias, menstruaciones dolorosas o irregulares, palpitaciones, mareos, irritabilidad, incluso cáncer. Al mismo tiempo, un intestino inflamado y demasiado permeable es más susceptible a la invasión de parásitos, bacterias o a la multiplicación de ciertos hongos y levaduras oportunistas como la Candida Albicans 
 
La Dra. Clark recomienda evitar la ingesta de lácteos pasteurizados al contener una bacteria denominada Mycobacterium que impide que los glóbulos blancos eliminen la E. Coli (esta última entra en el cuerpo principalmente a través de la leche y otros productos lácteos). La E. Coli y otras bacterias intestinales son inofensivas en pequeñas cantidades pero pueden proliferar en pocas horas y causar hinchazón, gases y dolor (su cuerpo no produce gas, sólo las bacterias). A diferencia de la Salmonellas y Shigellas, las cepas de E. Coli productoras de diarrea pueden ser tanto fermentadoras como no fermentadoras de lactosa, lo cual complica su detección mediante los análisis entéricos convencionales (que se basan en la medición de este azúcar). Cuando intervienen cualquiera de las 2 variedades de Shigella (S. Dysentriae o S. Sonnei) se añade depresión a la diarrea y aparecen mareos, cefalea, fatiga y febrícula. Si nada las detiene, invaden preferiblemente el sistema nervioso. Los fármacos que ralentizan el intestino ayudando a detener la diarrea sólo consiguen que las bacterias se vuelvan crónicas ya que no hacen nada para tratar de eliminar o expulsarlas del cuerpo. Una limpieza intestinal completa es fundamental. Si tiene fiebre no conviene tomar medicamentos para bajar la temperatura corporal antes de que haya alcanzado los 38'6ºC.
 
PROTOCOLOS RECOMENDADOS
  1. Dieta Hipotóxica. Dejar de consumir o reducir el consumo de cereales, féculas (patatas, boniatos), legumbres, lácteos y azúcares.
  2. Limpieza Intestinal. Se aconseja incluir algún tipo de probiótico casero. Recomendamos el uso de chucrut (col fermentada). Empezar con una cucharadita al día y aumentar gradualmente. Nota: Una sola cucharadita de chucrut contiene muchos más probióticos que cualquier suplemento en cápsulas.
  3. Desparasitación Herbal 
  4. Limpieza Renal. Incluya Ácido Tióctico para eliminar metales pesados o seguir el protocolo completo de quelación al terminar. Adoptar medidas de saneamiento para prevenir la reinfección por Shigellas.