Tóxicos / Contaminantes

Ácido malónico
Ingerimos grandes cantidades de este compuesto a diario. Cuando nuestras células entran en contacto con el ácido malónico lo confunden por el ácido succínico porque sus moléculas son muy parecidas. Desde hace tiempo, se sabe que el ácido malónico es un potente inhibidor del metabolismo: interrumpe el ciclo de Krebs, disminuye la absorción de oxígeno y reduce los niveles de glutatión (ambos efectos repercuten negativamente sobre la inmunidad). Se conoce bien como químico industrial; lo que no se sospechaba es que pudiera estar presente en nuestra agua, comida e incluso dentro de nosotros mismos en grandes cantidades. Este compuesto se une al complejo cancerígeno descubierto por la Dra. Hulda Clark por medio del cerio (un lantánido), estando presente en altas concentraciones en todos los tumores. Los pacientes con patologías graves deberían dejar de consumirlo. En el cuerpo, el ciclo de vida del ácido malónico pasa por varias etapas antes de ser completamente detoxificado:
 
Diagrama 1 – Ciclo del ácido malónico según datos del Syncrómetro descubierto en 1993.
 
Las dos primeras etapas requieren vitamina B12 y ácido fólico para seguir el curso. Las tres últimas, que son las más difíciles de procesar, requieren grandes cantidades de vitamina C (particularmente sus partes orgánicas rutina y hesperidina). El cuerpo puede retener el anhídrido maléico durante largos periodos de tiempo a la espera de obtener más vitamina C orgánica. Según la Dra. Clark los colorantes Fast Red y Fast Red Violet bloquean la enzima responsable de la desintoxicación del anhídrico maléico, lo cual provoca retención de líquidos y derrames en los pacientes con cáncer. El ácido malónico también se encuentra de forma natural en algunos productos vegetales. Es necesario dejar de ingerirlos. Por suerte no son muchos (consultar tabla abajo).
 
Detoxficación del malonato
El principal método de detoxificación del malonato usado por el organismo consiste un fijar un grupo metilo a la molécula ofensiva de ácido malónico (es decir: ácido maónico + compuesto metilo = metilmalonato). Sin embargo, la transferencia de grupos metilos requiere suficientes reservas de vitamina B12, ácido fólcio y S-adenosil metionina (SAM). El ácido malónico consume los 3, pero al menos se ve contrarrestado. Una de las desventajas de la fijación de un grupo metilo es que se consumen los suministros de metilo (metionina, colina y betaína). Esto, en su momento, agota otros metabolitos como la cisteína, lecitina, taurina y glicina; hormonas y neurotransmisores. El suministro S-adenosil metionina (SAM) es también el responsable de conservar el S (azufre) y A (adenosil), de los que depende directamente el adenosina trifosfato (ATP), que es precisamente la sustancia que no se fabrica cuando se inhibe la absorción de oxígeno (relacionado con la producción de energía). El órgano afectado queda desnutrido y deficiente en vitaminas. Entonces, el resto del cuerpo intenta apoyarlo enviándolo suministros.
 
Diagrama 2 – A la izquierda el Ciclo de Krebs. A la derecha, molécula de succinato y malonato.
 
 
LISTA DE VEGETALES CON ÁCIDO MALÓNICO
Evitar hasta completa recuperación.
 
Brotes de alfalfa
Calabacín verde
Brécol
Albaricoques
Judías secas (menos la judía pinta)
Fruto de la pasión
Tomates
Zanahorias
Rábano
Aceitunas negras enlatadas
Jengibre (la piel)
Salsa tamari
Chocolate
Lima
Nabo
Mermelada de uva
Algas nori
Chirivía
Mango
Todo tipo de naranjas
Caqui
Cebolla roja
Papaya mejicana
Cacahuete (la piel)
 
Enlaces de interés en la web: