Limpieza del hogar (con recetas)

La próxima vez que vayas al supermercado o a una droguería, echa un vistazo a los productos de limpieza. Detente unos instantes para respirar el olor que reina siempre en esas áreas... y sigue de largo¿Te has preguntado alguna vez si inhalar esos productos podría dañar tu salud? 
 
Sólo ese 'aroma a limpio' que hemos puesto como ejemplo se origina por lo que se conoce como gaseo exterior; un proceso mediante el cual los químicos atraviesan sus respectivos contenedores en forma de vapor y escapan hacia el medio que los hospeda mientras siguen almacenados. Son potencialmente dañinos los que en su etiqueta muestran un símbolo de color naranja con los siguientes epígrafes: Explosivo, Comburente, Inflamable, Irritante, Nocivo, Tóxico, Carcinógeno, Corrosivo, Infeccioso, Tóxico para la reproducción, Mutagénico y/o Peligroso para el medio ambiente. Y sí, el sólo hecho de exponerse a esos aromas puede ser muy peligroso. La inhalación es una de las tres principales vías por las que un producto químico entra al cuerpo (las otras dos son la ingestión y la absorción tópica).
 
¿Estás envenenando a tu familia con estos productos para el hogar?
Cuando la mayoría de personas piensa en la contaminación, piensan en el aire libre (lugares llenos de basura o desechos industriales). Pero probablemente pases la mayor parte de tu tiempo en lugares cerrados -de un 80 a 90 por ciento de tu vida. Trabajas, estudias, comes, bebes y duermes en lugares cerrados donde la circulación del aire es limitada. Una casa típica contiene de 11 a 30 litros de materiales tóxicos -desde los productos de limpieza de cristales y baños hasta pesticidas y fertilizantes para el jardín. Los efectos sobre la salud que tienen los ingredientes tóxicos presentes en los productos para el hogar incluyen:
 
▫  Problemas respiratorios.
▫  Irritación en los ojos.
▫  Cáncer.
▫  Trastornos en el sistema endocrino.
 

Debido a los limpiadores y otros productos para el hogar, la Agencia de Protección Ambiental (EPA en inglés) informa que el aire de el interior de una casa promedio está de 2-5 veces más contaminado que el aire del exterior y, en casos extremos, 100 veces más contaminado.

 
Nuestro cuerpo absorbe a través de la piel cualquier producto químico con el que esté en contacto, pasando directamente al torrente sanguíneo. Lavarse las manos después de usar limpiadores no impide que siempre haya algún nivel de absorción. Incluso días después de haber limpiado una superficie con uno de esos productos, cada vez que la toques, prepares comida sobre ella o incluso camines descalzo sobre ella, puedes estar absorbiendo sustancias perjudiciales (incluido el polonio, elemento radioactivo presente extensamente en productos de limpieza). Ésta es una de las razones por las que la Dra. Clark recomienda a los pacientes con cáncer mudarse directamente a otra casa.
 
Esto no es limpiar. En realidad lo estás contaminando todo con potentes químicos y sustancias que pueden causar desde dolores de cabeza hasta cáncer. Dice la Dra. Clark: “Los detergentes y productos de limpieza deberían ser elegidos cuidadosamente para evitar el polonio”. Lo verdaderamente limpio no huele ni contamina.
 
¿Existen alternativas? ¡Por supuesto!
Normalmente los productos con olor son los más tóxicos ya que cuentan con sustancias malolientes que deben de alguna forma enmascararse con aromas florales o por el estilo. Por suerte existen alternativas. Básicamente la idea es que puedes limpiar todo (ropa, platos, casa o incluso el cuerpo) con bórax y sosa. Dice la Dra. Clark: Usted no necesita productos (y menos comerciales) para cada cosa en especial o para cada parte del cuerpo en concreto. Aun si tiene piel seca, cabello difícil o cualquier otro problema que requiera tratamiento, solamente el bórax puro puede satisfacer estas necesidades. Empieza adoptando estas sencillas medidas; estarás limpiando de verdad y además ahorrarás dinero.
 
RECETA Jabón de bórax líquido
Necesitará:
  • 8 cucharadas de bórax en polvo
  • Embudo
  • Jarra de plástico grande

Eche el bórax en la jarra y llénela con el agua de grifo lo más caliente que pueda. Agtela durante unos minutos y deje reposar. No debería de haber grumos en la base, agítelo bien. Añada más agua caliente sí los hay (el agua no tiene que estar hirviendo). Eche la solución en botellas dosificadoras más pequeñas. Tenga una en el fregadero, en la ducha, para lavarse las manos, etc. Opcionalmente puede añadir una cáscara de limón para darle fragancia. Uno de los errores más comunes es no usar suficiente agua caliente. Para los platos en el fregadero añada tanto jabón líquido casero como jabón de bórax líquido tenga. Para platos grasientos use sólo jabón casero.

RECETA En el lavavajillas
No crea todo lo que ven sus ojos cuando aparecen personas sonrientes sosteniendo platos brillantes en los anuncios de la tele. Cualquier jabón que usted use será seguro, incluso para comérselo. La Dra. Clark recomienda utilizar 2 cucharadas de bórax disuelto en agua (si usa mucho pueden quedar restos en los platos). El vinagre blanco es ideal en el ciclo de enjuague. También es recomendable desinfectar periódicamente esponjas, estropajos y trapos de cocina ligeramente humedecidos en el microondas durante unos segundos, ya que son fuente de Salmonella y E. Coli. Dejar enfriar hasta secar.
RECETA Otra receta para el lavavajillas (Jabón líquido)
La Dra. Clark ha detectado PCBs en casi todos los detergentes testados. Los PCBs (policlorobifenilos) pasan a través de la piel al torrente sanguíneo extendiéndose por todo el cuerpo. Los detergentes para la lavadora y lavavajillas también contienen cobalto, un metal muy nocivo para la salud (especialmente para el corazón). Esta receta no forma parte de las sugeridas por la Dra. Clark en sus libros pero hemos decidido incluirla porque da muy buenos resultados. Para elaborar tu propio jabón líquido para el lavavajillas necesitarás 3 limones frescos, 200 gr de sal marina, 200 ml de agua y 100 ml de vinagre blanco. Existen dos posibilidades de preparación: con o sin procesador (Thermomix). La sal es muy útil para quitar manchas, el vinagre se utiliza para cortar la grasa, inhibir hongos, neutralizar malos olores, matar bacterias y evitar la cal en el lavavajillas mientras que el limón es un poderoso desinfectante y antiséptico natural. Con esta económica receta, platos, vasos y cubiertos quedan perfectamente limpios y no huelen a vinagre ni a limón.
  • Elaboración con procesador. Vierta los 200 gr de sal junto con los 3 limones troceados sin pelar en el vaso Thermomix y proceda a triturar a velocidad máxima durante 20 segundos. Agregue los 100 ml de vinagre blanco y el agua. Deje la mezcla durante 15 minutos a 100ºC y a velocidad 2 (si lo prefieres más licuado tritúrelo unos segundos más a máxima velocidad). Finalmente, enváselo y almacénelo cerrado en el frigorífico. Usar 2 cucharadas de producto por carga.
  • Elaboración sin procesador. Corte los limones en pequeñas porciones quitando los extremos más duros. Vierta los limones troceados junto la sal en un vaso apto para batidora y triture todo. Agregue el vinagre blanco y el agua. Seguir triturando. Vierta la mezcla en un cazo a fuego medio unos 15 minutos removiendo de vez en cuando. Poner el contenido en un recipiente y guardar en el frigorífico. Usar 2 cucharadas de producto por carga.
RECETA Limpiador de suelos
Utilizar una mezcla de agua, soda, bórax y ácido bórico (sirve para repeler insectos). Puede añadir opcionalmente esencias de pino, limón, eucalipto o lavanda que, demás de aportar olor, son desinfectantes y antisépticos naturales. El bórax funciona bien como jabón y es anti-bacteriano ya que inhibe la enzima ureasa. Para limpiar superficies (salvo el mármol) utilice una mezcla de vinagre, sal marina y agua (no aplique vinagre al mármol porque pierde brillo y color con el tiempo). Los cristales se pueden limpiar mezclando dos cucharadas de jugo de limón en ¼ de litro de agua. Para las manchas resistentes en cristales u otras superficies puede recurrir al alcohol de grano (etílico) o usar directamente vodka, que es lo mismo.
IDEA Detergente 100% natural (nueces de lavado)
Cuando haces la colada con detergentes convencionales, contaminas toda tu ropa con el clorox y sus carcinógenos (excepto las prendas de seda que no los retienen). El mejor detergente natural son las Nueces de Lavado. Se trata de una planta que crece en la India y Népal cuyo fruto posee por sí mismo mucho jabón de forma natural. Usando una pequeña cantidad por carga dentro de una bolsita de ropa o un simple calcetín dejan la ropa limpísima (más blanca que la mayoría de detergentes). Por supuesto salen mucho más baratas que cualquier detergente comercial y tienen la ventaja de poder reutilizarse varias veces (de hecho, duran bastantes lavados). Con 1 quilo de nueces puedes limpiar toda tu ropa durante más de medio año. Además dejan la colada tan suave que ni siquiera necesitarás usar suavizante.
 

Más recetas sencillas, económicas y no tóxicas en los libros de la Dra. Hulda Clark.

 
Medidas para el sótano y el garaje
Dice la Dra. Clark: Normalmente en el sótano se almacenan todos los productos que no queremos tener en casa: pinturas, disolventes, pesticidas, limpiadores, tanques de gasolina, ceras, neumáticos del coche y toda una serie de productos químicos. Todo esto debe desaparecer. Si tiene garaje, guárdelo allí o, en caso contrario, tírelo todo. Si hay fisuras y grietas en el suelo que separa la vivienda del garaje, séllelas con sellador negro para techos o con algún equivalente no tóxico. Selle también todos los pasos de tuberías a través de paredes y techos. Respecto al garaje, si estuviese pegado a la casa, haga sellar definitivamente la puerta de comunicación que da acceso a la casa. Nunca use esa puerta, evite a toda costa que los gases que ahí se forman entren en casa.
 
Fig. 1 – Los gases que se forman en el garaje entran en casa y suben hacia arriba.
 
En resumen, simplifique su entorno
Ya sea que se encuentren en la cocina, cuarto de baño, cuarto trasero, sótano, garaje o guardillas, tire todo producto químico, incluyendo: latas de pintura, quitapinturas, disolventes, cera para el suelo, limpiadores de alfombras, muebles y cristales, esmaltes para uñas, quitaesmaltes, limpiadores de baldosas, quitamanchas, óxidos, detergentes (tire todos los envases estén llenos, medio llenos o vacíos). Lo único que puede quedar como producto de limpieza en el hogar es el vinagre blanco destilado, el bicarbonato sódico y el bórax. Elimine también todos los ambientadores, perfumes, lociones, colonias, jabones, sprays, productos para el afeitado y en general todo tipo de objeto que desprenda olor (recordar que las velas, aún estando apagadas, son fuente de gas vanadio). Puedes consultar marcas de cosméticos testados según los estándares de pureza Clark, aquí.
 
Imagen 1 – Paquete de bórax en polvo (1 kg).
Disponible en la tienda online. Ver también Cosméticos seguros.