Hígado Graso o Esteatosis

Se trata de una acumulación de grasas en las células hepáticas. Los síntomas del hígado graso suelen ser fatiga crónica, dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general y sensación de pesadez después de las comidas. El hígado también puede estar agrandado sin producir síntomas. El hígado graso no alcohólico puede asociarse a la toma de algunos medicamentos, como son la amiodarona, los corticosteroides o los inhibidores de la proteasa utilizados en pacientes con VIH. La mayoría de veces se debe a la obesidad y a altos niveles de colesterol y triglicéridos, no tanto al consumo de alcohol. La diabetes tipo II, por el desequilibrio metabólico que comporta, puede favorecer la Esteatosis. Existen por lo menos una docena de sustancias químicas que también pueden causarla. Las más comunes son: 1,1,1-tricloroetano, tetracloruro de carbono (IV), cloroformo, dimetilformamida (disolvente), etanol y tetracloroetano. Todos los medicamentos son hepatotóxicos. Conviene testar la Citocalasina B, que es un hongo inmunodepresor que impide la regeneración de las células del hígado. Se elimina con el Apoyo Inmune 
 

Con un hígado repleto de cálculos mucho menos colesterol abandona el organismo
por lo que los niveles de colesterol y triglicéridos pueden subir.

 
PROTOCOLOS RECOMENDADOS
  1. Desparasitación Herbal (es preferible cambiar la tintura por cápsulas liofilizadas).
  2. Limpieza de riñón de 6 semanas 
  3. Ácido Tióctico y Vitamina E para regenerar el tejido hepático.
  4. Imprescindibles: Limpiezas hepáticas
  5. Limpieza de Ascaris 
  6. Limpieza de intestinos 
  7. El Aceite de krill disminuye los niveles de triglicéridos en sangre (2 cápsulas al día).
OTRAS MEDIDAS
  • Dieta Hipotóxica. Eliminar de la dieta cereales, legumbres y féculas (en general todos los carbohidratos con alto índice glucémico). Evitar totalmente la fructosa (azúcar de la fruta). Adoptando estas medidas la mejora es rápida.
  • Use el Zapper 60 minutos al día. El protocolo de la Dra. Clark para la Esteatosis incluye Platos de Zapper. Elegir muestras del hígado y del sistema vascular del hígado. 2-3 veces a la semana. 20 minutos por sesión.
  • Si el daño hepático es debido a toxicidad por hierro, verifique los niveles se ferritina en sangre (no hierro). Si están muy altos, suplemente son IP6 (Ácido Fítico) para eliminar radioactividad y metales pesados. Los niveles óptimos de ferritina se encuentran entre 10 y 154 ng/ml. Más información sobre análisis aquí.
  • A diferencia de otros tipos de aceites, el de coco, al contener ácidos grasos de cadena media, se convierte inmediatamente en energía, por lo que no sobrecarga el hígado. Sustituya sus aceites habituales de cocción, mantequillas y margarinas por aceite virgen de coco. Un excelente aceite para tomar en crudo es el de lino.
  • El cloro presente en el agua del grifo reacciona oxidando el colesterol. El colesterol no sólo no es perjudicial para nuestra salud sino que es necesario para el correcto funcionamiento del organismo. El único colesterol 'malo' es el oxidado puesto que actúa en el organismo como un radical libre, dañando las paredes de las arterias (lo cual conduce a la arterioesclerosis). La Dra. Clark observó que el Ascaris afecta al metabolismo del colesterol. Los suplementos más efectivos para bajar y evitar la oxidación del colesterol son: aceite de coco (1 cucharada en ayunas), Aceite de krill, Cúrcuma, Selenio y Escaramujo 
  • Nota dieta: Las dietas ricas en carbohidratos y pobres en grasas, si bien pueden disminuir los niveles de colesterol total, son completamente inútiles en la reducción de los niveles de colesterol LDL (pequeño-denso). Al contrario, este tipo de dietas lo empeoran. El LDL es el colesterol dañino responsable directo de producir aterosclerosis (proceso de obturación de las arterias).
 
 
Img. 1 – La acumulación de grasa, mayoritariamente en forma de triglicéridos, compromete
prácticamente todos lo hepatocitos del lobulillo (a la derecha).
 
Archivo de Tweets relacionados
El metabolismo de la fructosa es muy similar al metabolismo del etanol (alcohol), pudiendo provocar enfermedad de hígado graso no alcohólico.
Los científicos se pronuncian: La #fructosa sería el principal factor contribuyente a la epidemia de obesidad actual. #ciencia #salud