Magnesio

El magnesio es un metal alcalinoterroso que representa el segundo catión más importante del sector intracelular después del potasio y, es el quinto mineral por su abundancia en el organismo. Su símbolo es Mg y su número atómico 12. Es un mineral muy abundante en la corteza terrestre y en el cuerpo humano. No se encuentra en la naturaleza en estado libre (como metal), sino que forma parte de numerosos compuestos, en su mayoría óxidos y sales es insoluble. Supone el 0,05% del peso total del organismo. Podemos encontrar aproximadamente el 70% en los huesos en combinación con el fosfato y el bicarbonato. Una quinta parte del contenido corporal está presente en los tejidos blandos, esta vez unido a proteínas. Los niveles en plasma están entre 1'4 y 2'4 mg/100 ml. Si por cualquier motivo el organismo nota que está por debajo de sus límites, reacciona reduciendo su excreción por vía intestinal y renal. Este macromineral es componente del sistema óseo, de la dentadura y de muchas enzimas. Participa en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la contracción y relajación de músculos, en el transporte de oxígeno a nivel tisular y participa activamente en el metabolismo energético. El 60% de las necesidades diarias se depositan en los huesos, el 28% en órganos y músculos, y el 2% restante en los líquidos corporales. Su absorción se efectúa a nivel intestinal y los elementos de la dieta que compiten con su nivel de absorción son el calcio, el fósforo, el oxalato, las fibras y algunos ácido grasos (lípidos).
 
FUNCIONES QUE DESEMPEÑA EL MAGNESIO EN EL ORGANISMO:
Estas son algunas de las funciones que el magnesio realiza en el organismo:
  • Es necesario para el metabolismo del Calcio, Fósforo, Sodio, Potasio y de la vitamina C.
  • Es esencial para el normal funcionamiento de los sistemas muscular y nervioso.
  • Regula el ritmo cardiaco.
  • Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.
  • Nos ayuda a regular la temperatura corporal.
  • Participa en el mantenimiento y reparación de células y tejidos.
  • Ayuda a luchar contra el estrés.
  • Ayuda a mantener normalizados los niveles de colesterol.
  • Participa en la producción de energía.
  • Participa en la duplicación del ADN.
  • Ayuda en la distribución de minerales a través de las membranas celulares.
  • Mejora las funciones intestinales ayudando en la evacuación regular de las heces.
  • Previene los partos prematuros, manteniendo el útero relajado.
  • Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.
  • Actúa sobre el sistema neurológico favoreciendo el sueño y la relajación.
 
SU DÉFICIT PUEDE PROVOCAR:
La carencia de magnesio ocasiona una serie de trastornos en el organismo, estos son algunos de ellos:
  • Calambres, espasmos y temblores.
  • Convulsiones y epilepsia.
  • Mayor probabilidad de formar depósitos de calcio en vasos sanguíneos, riñones y corazón.
  • Mayor riesgo de padecer accidentes cardiovasculares.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de apetito.
  • Confusión mental.
  • Falta de concentración y reflejos.
  • Alteraciones de la conducta.
  • Síntomas de esquizofrenia.
  • Tendencias suicidas.
  • Náuseas.
 
CAUSAS QUE FAVORECEN SU DEFICIENCIA:
Estas son algunas de causas que favorecen su deficiencia:
  • Abuso continuado de anticonceptivos.
  • Cirrosis hepática.
  • Dietas pobres continuadas.
  • Elevado consumo de leche.
  • Explotación abusiva y continuada de los terrenos de cultivo.
  • Alteraciones metabólicas.
  • Personas sometidas a tratamiento con insulina.
  • Personas que padecen síndrome nefrótico.
  • Alcoholismo.
  • Mala absorción intestinal.
  • Vómitos severos.
  • Abuso de diuréticos.
  • Acidosis diabética.
 
OBSERVACIONES:

Para asegurarnos una buena metabolización y una buena absorción, debemos tomarlo con el estómago vacío y esperar al menos 30 minutos para ingerir alimentos (la Dra. Clark recomienda consumirlo antes de irse a la cama). En caso de fallas renales, se debe ser muy cauteloso para evitar la retención de este mineral.
 
TOXICIDAD:
En dosis muy altas, especialmente si el consumo de calcio es bajo y el de fósforo es alto, puede ocasionar hipertensión y problemas cardiacos. A las dosis recomendadas es un suplemento absolutamente seguro.
 
NUTRIENTES SINÉRGICOS:
La combinación con cualquiera de estos elementos potencia la acción del magnesio:
  • Vitamina B6.
  • Vitamina C.
  • Vitamina D (mejor en gotas que en cápsulas).
  • Calcio.
  • Fósforo.
  • Proteínas en dosis adecuadas.
 
ALIMENTOS RICOS EN MAGNESIO:
  • Pescados: Rodaballo. Platija. Sardinas. Abadejo. Bacalao. Lija. Halibut. Gallineta nórdica. Arenque. Trucha. Corégono. Carpa.
  • Aves: Pavo. Pollo.
  • Cereales: Germen de trigo. Arroz blanco. Harina de centeno, tipo 1150. Sémola de avena. Harina de escanda verde. Harina de centeno integral. Trigo sarraceno, en grano descascarillado. Harina de maíz integral. Cebada, en grano descascarillado. Maíz, en grano. Centeno, en grano. Copos de centeno. Cebada perlada. Avena, en grano descascarillado. Escanda verde, en grano. Copos de avena integrales. Copos de avena instantáneos. Harina de trigo integral. Trigo, en grano. Harina de cebada integral. Arroz en cáscara. Mijo, en grano descascarillado.
  • Pan: Pan de centeno. Pan de centeno moreno. Pan de centeno integral. Pumpernickel. Pan de trigo moreno. Pan de trigo integral.
  • Fruta: Plátano. Fruta de la Pasión, sin cáscara. Papaya. Higos. Melón verde. Cerezas en conserva. Kiwi. Zarzaframbuesa. Zarzamora. Frambuesas frescas y congeladas. Bayas de espino amarillo.
  • Hortalizas: Diente de león. Acedera. Maíz dulce. Verdolaga. Judía verde en conserva. Guisantes en conserva. Puerros. Aguaturma. Repollo. Chirivía. Coles de Bruselas. Salsifíes. Brécol. Remolacha. Boniato. Alcachofas. Judías verdes.
  • Frutos secos: Girasol. Almendras. Sésamo. Pistacho. Avellanas. Nueces.
  • Legumbres: Alubias. Garbanzos. Lentejas.
 
Avellanas, deliciosa fuente de magnesio. Los plátanos, que tradicionalmente
se conocen por ser muy ricos en potásio, también contienen magnesio.
 
ENFERMEDADES EN LAS CUALES SU USO PUEDE SER RECOMENDABLE:
Estas son algunas de las enfermedades donde el uso del magnesio puede estar indicado:
  • Aparato digestivo: Estreñimiento. Acidez estomacal.
  • Trastornos del metabolismo: Colesterol. Diabetes. Triglicéridos.
  • Traumatología/Reumatología: Artrosis. Artritis. Espondiloartritis anquilosante. Reuma. Sinovitis tóxica.
  • Sistema nervioso: Ansiedad. Angustia. Depresión. Estrés. Espasmos. Fobias. Hiperactividad nerviosa. Insomnio.
 
PROTOCOLOS DE LA TERAPIA CLARK QUE LO INCLUYEN:
 
OTROS:
  • Alcoholismo.
  • Cirrosis hepática.
  • Inapetencia.
  • Falta de reflejos.
  • Fatiga crónica.
  • Hipertensión arterial.
  • Taquicardias.
  • Uso de anticonceptivos.
Envase de Magnesio de grado farmacéutico
(50 cápsulas de 300 mg).
 
 
Referencias y bibliografía:
1 Wikimedia Commons interesante contenido multimedia sobre el Magnesio.