Fiebre

La fiebre es un mecanismo que tiene el cuerpo para combatir cualquier tipo de invasor en un momento determinado. Los virus en general son muy sensibles a los cambios de temperatura. No use medicamentos para la fiebre a menos que la temperatura de su cuerpo suba más de 38'6ºC, sólo entonces opte por analgésicos o antipiréticos. Los baños tibios para hacer bajar la temperatura no son recomendables. La mayoría de fiebres, especialmente las de etiología desconocida, son debidas a Salmonellas y Shigellas. Las Salmonellas son consideradas bacterias invasivas pero solamente superan las barreras mucosa y linfática (invadiendo el torrente sanguíneo y colonizando otros órganos) las que producen fiebre y excepcionalmente algún otro serotipo. Se recomienda seguir el programa intestinal (la solución de yodo Lugol sirve para matar específicamente las Salmonellas y Shigellas).
 
ALGUNAS MEDIDAS
  • Ponerse ropa suficiente para mantener la temperatura del cuerpo a 37'2ºC.
  • Beber 1 vaso de agua ozonizada con el estómago vacío, aunque es más efectivo el aceite ozonizado. Una alternativa al ozono es la solución de yodo Lugol (6 gotas en un vaso de agua 4 veces al día o 10 si usa Lugol reducido al 2%).