Familia de Mutaciones

Los carcinógenos son productos químicos que causan cáncer. Los mutágenos son productos químicos que causan mutaciones en los genes. Se confunden constantemente. Muchas mutaciones son posibles, incluyendo los diferentes marcadores del cáncer como el OPT, hCG, HGH, ausencia de rodanasa, p53, CEA, AFP, etc. La Dra. Hulda Clark descubrió que el mutágeno comienza siempre con el polonio. El polonio y el cerio se atraen entre sí y se combinan formando un complejo (dúplex polonio-cerio). El cerio es atraído a los genes y cromosomas, especialmente hacia aquellos lugares donde se multiplican más rápidamente (esto incluye bacterias, virus y parásitos). El polonio no es una toxina ordinaria. Nunca antes en el pasado habíamos tenido a nuestro alcance algo similar. Basta introducirlo en el agua y en la comida para causar millones de muertes. Este experimento empezó en África, a pequeña escala y con total impunidad.
 
Fig. 1 – Familia de mutaciones del cáncer.
 
El papel de la radioactividad de fondo (el factor geopático)
Comentario de la Dra. Clark: La radiactividad se descubrió hace sólo 100 años. Hasta hace poco no podíamos imaginar que vivíamos rodeados de elementos radioactivos. Algunos vienen de las pruebas nucleares de hace décadas pero muchas personas son frívolas y actúan con desdén ante actitudes que piden precaución. La actitud de hoy es la de encontrar salida a estos materiales. Existe radiactividad a nuestro alrededor; en la calle, en el subsuelo, en nuestras casas, incluso dentro de nosotros mismos. Todo ello suma y aumenta la cantidad media. Si usted quisiera medir la radiactividad de una zona, debería conocer cual es la normal para ese punto y a continuación restarla a la cantidad total medida. El resultado se denomina radiactividad el fondo. Deberíamos medir la radiactividad de fondo de cualquier casa que pensemos comprar. Mientras está en ello compare su dormitorio con otras habitaciones para elegir la de más baja radiación de fondo para dormir. Lantánidos como el cerio aparecen siempre en los mismos lugares que los elementos radioactivos. [...] No deberíamos distribuir elementos radioactivos en forma de fertilizantes, materiales dentales o clorox desinfectante en el suministro de agua pública.
 
Los elementos radioactivos
Los elementos radioactivos vienen del subsuelo si estamos viviendo sobre piedras fosfatadas poco profundas. Antiguamente incluso los viejos curanderos pensaban que los 'malos espíritus' venían del interior de la tierra para causar males, o en este caso el cáncer. ¡Cuánta razón tenían! A esto lo llamaban el factor geopático y recomendaban trasladarse. Con el aumento de la población, la gente agolpa sus casas en zonas rocosas y se van acercando cada vez más a zonas radioactivas. Minúsculas partículas de radón suben a la superficie a través de cráteres, uniéndose a partículas de polvo. Éstas navegan hasta nuestros hogares y penetran en ellos con el aire, quedándose pegados aquí y allá hasta que repentinamente disparan una “bala”. Esta “bala” es una partícula Alfa, que está cargada positivamente y que a lo largo de su camino atrae cargas negativas causando importantes disrupciones en la química de nuestro cuerpo.
 
Imagen 1 – Elemento radioactivo y tipos de radiación (partículas) que emite. Un peligroso hallzgo: 
Nadie podía haber sospechado que el agua que beben miles de ciudadanos es (además de tóxica) radioactiva.
 
Cada túnel que estas partículas hacen en nuestros órganos puede cortar literalmente un cromosoma por la mitad, provocando mutaciones en los genes. El corte de los cromosomas es prueba de que un elemento emite radiaciones Alfa. Los daños que causan pueden observarse fácilmente con un microscopio. El polonio, el uranio y el radón emiten partículas Alfa similares, que siguen su propio camino dentro de nuestros cuerpos. Después de disparar un “rayo” Alfa, el elemento se aligera y tiene una naturaleza completamente diferente. De este modo el uranio se transforma en torio, el torio en radio, el radio en radón, el radón el polonio y el polonio en plomo. Pero no un plomo convencional. Este plomo es radioactivo y emite una partícula Beta que es un electrón con un tamaño minúsculo comparado con una partícula Alfa. Está cargado negativamente y puede viajar grandes distancias. Los deshechos radioactivos permanecen alrededor nuestro y en nuestro interior cuando inhalamos gas radón junto con oxígeno y nitrógeno en el aire.
 

El polonio hace más daño que cualquier otro elemento radiactivo ya que desprende radiaciones Alfa. El movimiento de 1 mm de radiación Alfa puede hacer más daño en nosotros que el de varios centímetros de radiación de otro tipo. El Syncrómetro ha encontrado que el polonio causa todos nuestros cánceres (no sólo los de pulmón) dando inicio al proceso de formación del complejo cancerígeno.

 
La familia completa de los hijos del radón se conoce como "serie de residuos del radón". Por supuesto inhalamos también “hijos del radón” si vivimos en una “casa de radón" en la que suben gran cantidad de elementos del subsuelo. Muchos elementos radioactivos incluyendo el mismo uranio, emiten radiaciones Gamma. Estas son similares a los rayos X, no tienen partículas, pero los rayos electromagnéticos pueden recorrer grandes distancias, incluso entre materiales sólidos. Todas estas radiaciones Alpha, Beta y Gamma crean un ambiente que podemos medir con un contador automático Geiger Müller (1). [...] Aunque se hayan producido graves daños, nuestras células tienen sus propios métodos para repararse. Incluso los daños en nuestros genes, denominados mutaciones, son curados regularmente usando unas enzimas especiales llamadas enzimas reparadoras del ADN. No obstante sería buena idea trasladamos lejos de zonas de rocas de uranio y no construir nuestros hogares bajo tierra, o con pisos bajo tierra (sótanos).
 
Para detectar este tipo de radiactividad debería acudir a un profesional calificado que, mediante equipos de medición electrónicos, buscará la ubicación más adecuada de la vivienda y del puesto de trabajo según los campos geopáticos. Con su ayuda se pueden encontrar lugares exentos de radiaciones en los que se colocará, por ejemplo, la cama y el escritorio con el fin de no exponer por más tiempo al paciente a estas radiaciones negativas.
 
El núcleo tumoral
La Dra. Clark denomina 'núcleo tumoral' a una asociación única de células que es igual para todos los tipos de cáncer. Este núcleo está compuesto por células libres del hipotálamo, pituitaria y páncreas (por este orden). La cuarta célula agregada al triplete seguido de las del páncreas corresponde al órgano cancerígeno. La fusión se produce por medio del oncovirus SV40, que sólo penetra en las células del órgano en cuestión si está inflamado y sintetiza PGE2 a causa de una reacción alérgica (el níquel y el polonio son los verdaderos responsables). En este estado, el órgano elegido produce fibronectina, laminina y cadherina E (sustancias aglutinantes).
 
Fig. 2 – Núcleo tumoral dibujado a partir de los datos del Syncrómetro.
Diagrama de la fusión de las células del 4º órgano por el núcleo tumoral.
 
El SV40 (Simian Virus 40) es el oncovirus más importante en los casos de cáncer. La presencia de células del páncreas en el núcleo tumoral marca la diferencia entre la formación de un quiste o un tumor. Los quistes no están infectados por el SV40. El SV40 entra en el cuerpo a través del parásito Eurytrema Pancreaticum. Las vacunas de la polio elaboradas entre 1955 y 1963 con células infectadas de los riñones del mono reshus, inocularon el SV40 a casi 100 millones de personas sólo en EEUU. También las vacunas contra el Adenovirus producidas entre 1957 y 1965 contenían el SV40. Las células del cáncer se inmortalizan debido que el SV40 induce directamente la producción de telomerasa, mientras que la levadura Saccharomyces cerevisiae bloquean su inhibidor. Juntos, los oncovirus reducen la apóptosis de las células cancerígenas (proceso natural de muerte programada) y hacen que las bacterias sean resistentes a cualquier cosa que se utilice contra ellas, como los antibióticos. Esto las hace parecer resistentes a los fármacos por "decreto genético".
 
Metástasis
Comentario de la Dra. Clark: Muchas metástasis no son reales (simplemente son más de la misma que ya tenía). Sólo cuando uno de estos agregados cuádruples se funden a un nuevo órgano formando una combinación de 5 ocurre realmente la primera metástasis. Más información sobre el proceso de formación del cáncer y como detenerlo en La Cura y Prevención de todos los Cánceres (2008). Nota: Recomendamos leer el libro en inglés para evitar los fallos de traducción de la edición española. También existe una edición revisada en español disponible gratuitamente en Internet.
 
Fig. 3 – Agregados quíntuples. Auténticas metástasis.
Arriba: cáncer de pecho metastizado al pulmón. Centro: cáncer de pecho metastizado al hueso.
Abajo: cáncer de pecho extendiéndose a los nódulos linfáticos.
 
Nota al pie:
1 Medidor Geiger Müller recomendado por la Dra. Clark: Less EMF Inc. Modelo Inspector Plus o Inspector Alert. Dispone de contador automático y cronómetro. Sale por unos 300–600 EUR. Las frutas deben secarse y desmenuzarse después hasta obtener polvo si se quiere testarlas. Los amortiguadores de agua tienen que testarse siempre en seco.