Enfermedad inflamatoria pélvica y Endometriosis

A principios de siglo la endometriosis era una enfermedad prácticamente desconocida. Las mujeres que padecen endometriosis tienen niveles más elevados de PCBs en la sangre que las mujeres que no la padecen. Entre los parásitos causantes de esta enfermedad se encuentra el Fasciolopsis Buski (que usará el útero como huésped secundario si existen cantidades suficientes de metil-etil-quetona o metil-butil-quetona), la Gardnerella Vaginalis o los Trematodos del hígado –con capacidad para migrar hasta el útero. Una vez que se establece una ruta de acceso hasta esa zona, numerosos parásitos se dirigen en la misma dirección. Es el caso del Clonorchis –parásito hepático humano– y el Eurytrema –parásito pancreático que eventualmente puede invadir el útero y reproducirse en sus paredes. La recuperación empezará tan pronto como los parásitos y los solventes se hayan ido. Algunas de las bacterias implicadas pueden ser la Clamydia, Proteus, Salmonella, Campylobacter y Trichonomonas. Tenga presente que es imposible evitar estas bacterias mientras su cuerpo esté lleno de solventes. También pueden encontrarse organoclorados, DDE (principal producto de degradación del famoso DDT) y, sobre todo, PCBs (los PCBs son el principal factor de riesgo de la endometriosis). También pueden causarla varias dioxinas cuando se combinan con los furanos al actuar como disruptores endocrinos. Otros daños que causan las dioxinas son alteraciones en la piel, daño en el hígado, daño en los riñones, cáncer y esterilidad.
 
La Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP) es causada por Clamydia, Gonorrea, Micoplasma, Staphylococcus y Streptococcus. La transmisión sexual es la causa más común de esta condición. La píldora anticonceptiva puede aumentar el ectropión cervical –una condición que permite un acceso más fácil al tejido donde las bacterias proliferan. Sin embargo, este tipo de anticonceptivos pueden, en otros casos, jugar un papel importante como protección ya que estimulan en el organismo la producción de un moco cervical más espeso que dificulta la penetración del semen (que suele contener bacterias).
 
PROTOCOLOS RECOMENDADOS
  1. Desparasitación Herbal. Apoyo inmune durante todos los programas.
  2. Limpieza de riñón de 6 semanas 
  3. Ácido Tióctico (un par de meses) o programa de quelación completo 
  4. Limpiezas hepáticas 
  5. Se recomienda beber un vaso de agua ozonizada al día.
OTRAS MEDIDAS
  • Dieta Hipotóxica. Conviene evitar avena, limón y ácido gálico (E-310), por lo menos durante la receta herbal.
  • Para inhibir la formación de fenol (asociado a las bacterias Streptococcus). Tomar 5 minutos antes de comer ¼ de vaso o hasta un vaso entero de remolacha cruda (jugo o en puré) + de 1 cucharadita a una cucharada sopera de vinagre blanco destilado.
  • Realizar lavados vaginales con plata coloidal diluida en agua destilada.
  • Se recomienda evitar la ingesta de lácteos pasteurizados puesto que contienen una bacteria denominada Mycobacterium que impide que los Glóbulos Blancos eliminen la E. Coli.
  • Para eliminar solventes tome 300 mg de Vitamina C + 3 gr de Vitamina B2 al día (4, 3, 3).
  • El oro y la plata son especialmente atraídos al útero. Evite el contacto de cualquier metal con su piel.
  • Importante. No trate de quedarse embarazada antes de haber superado esta afección.
  • Tenga a mano un bote de Vitamina C en polvo. Emplear como sal en todos sus alimentos antes de ingerirlos para eliminar levaduras, micotoxinas y regenerar el hígado.
  • Para eliminar PCBs tomar ¼ o ½ vaso de aceite ozonizado en una sola dosis durante 1-2 días. Después suplementar con Lipasa-Pancreatina para digerir el aceite durante 4 días.