Enemas Recomendados Limpieza Hepática/Intestinal

Enema de café
Este enema es muy beneficioso pero hay que tomar algunas precauciones a causa de la contaminación en amianto que ha detectado en todos los cafés que ha testado. También ha encontrado larvas de Ascaris y varios hongos. La receta consiste en verter 4 cucharadas soperas bien llenas de café (mejor ecológico) y hervirlas en 1'5 litro de agua. Se deja reposar la mezcla durante 10 minutos y se vuelve a hervir durante 5 minutos más. A continuación cuele el líquido por un filtro doble de tela para eliminar el amianto y esterilícelo con una gota de Lugol por vaso (para 1'5 L necesitará 6 gotas). Esto eliminará los hongos. El enema de café está especialmente indicado en los casos de dolor. También mata los Ascaris del intestino grueso y estimula la producción de bilis de forma natural. Además, los alcaloides de la cafeína estimulan la formación de glutatión-S-transferasa (una enzima que facilita la desintoxicación del hígado), por lo que está especialmente indicado después una limpieza hepática. Es muy importante que el enema y el irrigador estén elaborados con plásticos seguros.
Enema de Enzimas Digestivas
Igual que en el caso anterior pero mezclando una cápsula de enzimas digestivas en el agua. La Dra. Clark solía recomendar a sus pacientes realizar un enema diariamente durante una semana para mantener las funciones intestinales alternando las tres últimas variedades de enemas (Lugol, nogal negro y enzimas). Si no dispone de ninguna de estas soluciones emplee agua salada (hasta 1 cucharadita de sal marina o sal artesanal en medio litro de agua caliente). Si no puede consumir sal use solamente agua caliente.
Enema de Lugol / Nogal Negro
Añada media cucharadita (25 gotas) de yodo Lugol en medio litro de agua muy caliente (el agua fría no es conveniente porque causa espasmos y dificulta mantenerlo dentro). Administre el enema lentamente y manténgalo dentro el máximo de tiempo posible. La primera vez prepare sólo una taza con 12 – 20 gotas de Lugol diluido; no se fuerce a contenerlo si le resulta incómodo. Si es alérgico al yodo sustituya la solución de Lugol por 1 cucharadita de café de tintura de nogal en medio litro de agua caliente (tiene que aplicarse inmediatamente). Tener en cuenta que el agua, aunque se use muy caliente, se enfría por el camino.
Súper-Enema (Cúrcuma, Hinojo, Coenzima Q10 y Lugol)
Dice la Dra. Clark que este enema, aplicado correctamente, tiene un efecto muy potente en el organismo. Es importante respetar el orden de los ingredientes ya que el Lugol puede matar las bacterias, pero no los virus y oncovirus que las infectan. Proceder como sigue: Abra 6 cápsulas de cúrcuma en el depósito de su enema y añada medio vaso de agua caliente con la válvula cerrada. Aplique la mezcla lentamente evitando expulsarla (no puede desperdiciar nada de este enema, es por esto que se utiliza tan poca agua). No saque el tubo aún. Siéntese encima o inclínase hacía atrás para reducir la presión. Tras 20 o 30 minutos (puede ver la televisión, leer, etc.) abra 6 cápsulas de hinojo y añada medio vaso de agua caliente. Aplicar como en el caso anterior sin sacar el tubo. Transcurridos 20 minutos más, abra dos cápsulas de Coenzima Q10 de 400 mg en medio vaso de agua caliente (tiene que prepararse al momento). Mantenga el enema de Co Q10 dentro durante 15 minutos. Ahora agregue media cucharadita de yodo Lugol en un último medio vaso de agua caliente. Después de aplicar todos (en total 625 ml) túmbese, lea o vea la televisión hasta que la urgencia para expulsarlo se le pase. Manténgalo todo el tiempo que pueda. Si siente necesidad de expulsarlo muy rápidamente reduzca la cantidad de agua en su próximo intento. Después de vaciar el contenido aplique inmediatamente otro enema de Lugol (puede tenerlo prepararlo antes). Nota: Los ingredientes no deben mezclarse entre ellos (la mezcla tiene que producirse en el cuerpo).
 
Foto 1 – Enema elaborado con plásticos seguros.
Disponible en la tienda online.
 
Limpiar la pinta, boquilla y tubo usando Lugol diluido en agua o mediante ozonización. Quitar el Lugol de todas las recetas en caso de alergia al yodo o al marisco. Usar sólo enemas de plásticos seguros como el que se ve en la foto. No use lubricantes de ningún tipo (contienen benceno). En su lugar emplee jabón natural o aceite de oliva.