Alergias

Los parásitos y la acumulación de tóxicos en el organismo son las verdaderas causas de las alergias. Si los productos derivados de la leche le provocan síntomas alérgicos, puede estar seguro de que no se trata de una reacción alérgica, si no que simplemente es una infección por Salmonella y Shigella. Hierva todos los derivados lácteos durante por lo menos 10 segundos (la pasteurización no es suficiente). La alergia al trigo se debe a un páncreas lleno de parásitos, metanol, ácido kójico, micotoxinas y oro. Otros parásitos que pueden provocar alergias son el Clonorchis Sinensis y Fasciola Hepática (ambas en el hígado) y Ascaris en los pulmones. La Salmonela suele estar presente en los intestinos de personas con alergia a los huevos, mientras que los alérgicos al gluten suelen albergar hongos y el parásito Eurytrema Pancreaticum en el páncreas. Según la Dra. Clark, todos los casos de alergia en los que el cuerpo produce PGE2 (una prostaglandina que produce inflamación) los denominadores comunes siempre son el níquel, radioactividad y alérgenos fenólicos procedentes de la alimentación. La PGE2 sólo se sintetiza cuando el órgano afectado pierde su polaridad Norte a causa del níquel y la radioactividad (se vuelve Sur). Entonces, las células reaccionan produciendo PGE2 independientemente de qué alimentos sean los que causen los síntomas y de forma indefinida. Si se alimenta a los glóbulos con Escaramujo (fuente orgánica de vitamina C), Hortensia (fuente orgánica de germanio) y Selenio, éstos son capaces de capturar el níquel y la radioactividad y llevarlos a los riñones para ser expulsados.
Tratando eficazmente la parasitosis, la persona vuelve a tolerar perfectamente todo tipo de alimento. 
 
En todos los casos vinculados a enfermedades autoinmunes se encuentran implicadas sustancias químicas que causan supresión del sistema inmunológico (caída de anticuerpos, alteración de la función celular y disminución de la respuesta inmune ante infecciones y tumores). En general, nos estamos refiriendo a: benceno, dioxinas, aldicarb, benzopireno, carbamatos, clordano, clorpirifos, diclorvos, plomo, mercurio, pesticidas organoclorados, hidrocarburos aromáticos, PCBs, PCDDs, pentaclorofenol, lantánidos y atrazina (por ser algunos de los más potentes). No obstante, en el caso de las alergias los contaminantes no provocan la depresión del sistema inmune sino su exacerbación o sobreexcitación. Hay que tener en cuenta que la contaminación en espacios cerrados –como el interior de una casa– puede ser muy superior a la contaminación ambiental externa. En las alergias generalmente desempaña un papel fundamental un contaminante común en el interior de nuestros hogares: los ftalatos. Uno de ellos, el DEHP –di (2-etilhexil) ftalato– sensibiliza el sistema inmune haciéndolo reaccionar en exceso frente a los comúnmente considerados como alérgenos típicos (polen, ácaros, etc.) aún cuando sus niveles no se hayan visto incrementados en el ambiente. La producción de Di 2-etilhexil ftalato ha aumentado de forma espectacular desde finales de la Segunda Guerra Mundial (actualmente se producen millones de toneladas al año). Puede encontrarse en el plástico PVC (se usa como plastificante llegando a constituir hasta un 30% de su peso total), adhesivos, látex, perfumes, cosméticos, ambientadores, polvo, tintes, esmalte para las uñas, etc. Su principal vía de acceso al cuerpo es a través de la inhalación.
 

Mientras muchas personas siguen pendientes de cosas como el polen, confundiendo el efecto con la causa, apenas reparan en que progresivamente el medio en el que viven se va cargando de sustancias irritantes y alergénicas que nunca antes habían estado presentes en tal medida y en tales concentraciones, incluso dentro de nosotros mismos.

 
Los alquilfenoles etoxilados, presentes en multitud de productos como detergentes por sus propiedades tensioactivas, plásticos (como antioxidante artificial), cosméticos, lubricantes espermicidas, pieles, ropa, agua de consumo público y muchos alimentos, pueden agravar los síntomas de cualquier alergia al producir daño en los leucocitos del sistema inmune. Por ejemplo, los nonifenoles inhiben la actividad de los monocitos (un tipo de glóbulos blancos) y aumentan los niveles de mensajeros químicos de los linfocitos T y de anticuerpos produciendo una exacerbación de los síntomas alergénicos (independientemente del tipo de alergia diagnosticada). Estos productos son tóxicos para la fertilidad y también se detectan en la leche materna y en los cordones umbilicales (por lo que se deduce que, al igual que los parásitos, es transmiten por vía generacional, de madres a hijos).
 
En los casos de Rinitis Alérgica, el Syncrómetro detecta en la mayoría de casos cobalto, diisocianatos, látex, níquel, ftalatos y cromo. El cromo desestabiliza los niveles de azúcar en sangre y puede producir dolor e infecciones por hongos como la Candida Albicans. Otras patologías relacionadas con el cromo son la dermatitis ezcematosa y dermatitis alérgica. En los análisis de sangre, un número menor a 80 de glucosa indica la presencia de cromo en saliva, linfa y, probablemente la proliferación de hongos como la Candida Albicans. En la Rinitis Irritante las causas más comunes suelen ser la polución ambiental, aldehídos, amoníaco, cloro, escapes de gas de los combustibles diesel, dióxido de nitrógeno, ozono, fosgeno, dióxido de azufre y cualquiera de los compuestos orgánico volátiles (llamados COVs).
 
PROTOCOLOS RECOMENDADOS
  1. Apoyo Inmune durante todos los programas.
  2. Desparasitación Herbal + Limpieza Intestinal. Quitar los lácteos de la dieta.
  3. MSM + Ácido Tióctico o bien Seguir el programa de quelación completo.
  4. Desparasitación Ascaris y Tenia (obligatorio en caso de alergias).
  5. Suplementos importantes: Metilsulfonilmetano 
OTRAS MEDIDAS
  • Seguir la Dieta Hipotóxica (evitar el trigo y la avena).
  • Cocinar en un horno halógeno o utensilios de cerámica. Evitar el acero inoxidable a menos que sea testado de níquel. El acero inoxidable 18/10 suele ser seguro. Ir a materiales de cocción 
  • Tenga en cuenta que el níquel forma parte de la composición de la joyería y materiales elaborados con oro. El Níquel también se utiliza como catalizador en la elaboración de la margarina.
  • Otras recomendaciones: Zappicar la comida con la tabla (Zappicador de alimentos).
  • Productos recomendados conjuntivitis alérgica: Extracto de Ginkgo Bilboa y MSM.
  • Rinitis alérgica: MSM y Curcumina (pigmento presente en la raíz de Cúrcuma).
• Limpiezas recomendadas de la Dra. Hulda Clark
                  
 
Esta información está basada en los libros de la Dra. Hulda Clark. Los hallazgos de la Dra. Clark son fruto de años de investigación sostenida y autofinanciada con recursos propios. Le informamos que otros médicos o profesionales de la salud pueden no estar al corriente de esta investigación o bien no estar de acuerdo con las conclusiones de la Dra. Clark. Esta información se publica con carácter estrictamente informativo, amparándose en el derecho de libertad de expresión y no pretende ser sustitutiva de un diagnóstico ni tratamiento médico